martes, agosto 30, 2016

Interpretación de El ojo, acrílico , 17 x 19 cm año 2002

Hace unos días me pidió por email una estudiante que haga una interpretación de un cuadro mio : 



El ojo, acrílico , 17 x 19 cm año 2002

Dayana es estudiante de  uno de los Colegios COAR (Colegios de Alto Rendimiento) de la Ciudad de Tacna, Perú.  


Dayana: Buenas tardes soy una estudiante y necesito saber el porque realizo ese cuadro ya que voy a realizar un estudio comparativo y necesito información sobre ello. espero que me pueda ayudar.

Yo: No es facil responder porque mientras hago el cuadro  no pienso en totalidad que quiero decir con el cuadro, en general no lo planifico a ese extremo, luego cuando soy público de mi obra paso a poder interpretar más nítidamente que puede decir la obra.
Teniendo en cuenta que una obra de arte siempre tiene mil posibilidades de interpretaciones tantas como gente la ve, y todas son igualmente importantes, y no vale más lo que diga el artista que lo que diga cualquier otra persona te digo:


Creo que el ojo representa el alma, el pensamiento, el yo interno de la persona,  el ojo es dinámico, inteligente, representa también nuestro cerebro, la memoria, la vida que ya vivimos, nuestros anhelos, nuestros proyectos, nuestra imaginación, entonces es una mirada que no  tiene límites.
El banco representa la materialidad, lo estático, los límites.
Si el ojo representa al alma de una persona , el banco representa su cuerpo. 
No se si te ha pasado pero no sentís a veces que somos prisioneros de nuestros propios cuerpos, que miramos a través de los ojos como un prisionero a través de la ventana de su prisión. 

Somos prisioneros   de la materialidad, de la fragilidad y las pocas posibilidades que nos da la materia.

Luego vino otra pregunta por email:

Dayana: ¿cuando llegaste a pintar ese cuadro alguien te llego a influenciar? porque como se sabe todo artista tiene influencia de algún lado y quisiera saber cual fue el tuyo.

Yo: Otra pregunta dificil.

Primero te cuento la forma en que me influyen las obras que me gustan. Como te decía antes para este cuadro y también en general para los otros, no escojo en forma lógica o intencional las imágenes que voy a usar, así trato de no seguir el camino a simple vista más conveniente.
Cuando estoy creando en el taller voy acercandome en los bocetos y dibujos previos a lo que quiero, usando imágenes que son  una especie de palabras o frases visuales que están mi memoria , ya están incorporadas muy anteriormente. Como te decía antes cada vez que veo Arte lo voy metiendo en una biblioteca mental y cuando trabajo en el taller en algún momento lo voy a usar. Son verdaderas recetas de magia que los pintores y dibujantes guardamos en un libro imaginario, cuando nuestros temores de la obra inconclusa nos encierran y parecen que nos va a ganar, usamos estas recetas para escapar. Y a veces nos salvan  por milímetros  faltando un instante para renunciar y tirar todo a la basura, como pasa en las películas de Indiana Jones o de Harry Potter. 
Como con otros para este cuadro primero traté de frenar el lado lógico de mi pensamiento para darle paso libre al otro lado, al más sensible, donde reina la parte inconsciente, busco cuando pinto o hago bocetos estar en un trance parecido al sueño.

Es una forma de trabajo a la manera de los surrealistas, y creo que esa corriente es la que más me influyó en general y para este cuadro en especial, y si hablamos de surrealismo, no podemos olvidarnos tampoco de kandinsky, ni de los dadaístas, ni tampoco de Picasso, ni de Dalí, ni del Pop Art, y por supuesto de la obra del Bosco, y la lista podría seguir.
 Desde el Romanticismo todas las Vanguardias del siglo 20 me influenciaron en alguna medida, pero también los artistas anteriores que fueron claves. 

Volviendo al cuadro en cuestión, creo que lo que hago aquí es un poco lo que hace Dalí con sus relojes derretidos en la playa y ya antes hacía El Bosco o Arcimboldo y otros tantos artistas, le agrego algo humano a un objeto, de esa forma juego con la comparación de dos cosas que aparentemente antes no estaban  conectadas entre sí, una obra puede lograr esa magia, que a partir de ella luego tengamos en el cerebro una nueva conección entre imágenes.  Así busco en esa nueva conección  luna vibración que diga algo o que señale algo que me interesa.

1 comentario:

Dayana Mungi dijo...

muchas gracias por la ayuda