lunes, marzo 20, 2017

El mecenas

 Cuando el Papa Julio II le encargó a Miguel Ángel pintar la bóveda de la capilla Sixtina, imagino que  lo último que hablaron fue de los honorarios y los costos, no había para esa obra mejor  mecenas  que el Papa ni otro artista en el mundo. Los dos hicieron un gran trabajo, y así se hace la historia.

El mecenas es el alter ego del artista, es alguien que esta al lado del artista, que ama la obra del artista  tanto o más que el propio artista. Y como todo amor verdadero, no adquirirá  obras para esconderlas sino por el contrario será un activo promotor de esa obra, para que sea admirada y conocida por más y más personas, porque  el arte no está en las obras sino en las  retinas, y las cabezas de la gente.

Se necesita de un mecenas, que no solo piense en ayudar económicamente al artista sino más que nada que ayude a la obra en su producción, resguardo y promoción. Además un verdadero mecenas es el que de alguna forma guía al artista, y lo ayudará a enfocarse para clarificar su mensaje y su obra.

Un artista en esencia es un investigador y un desarrollador de alta cultura. Y desarrollar la cultura lo es todo para una sociedad.

Un país desarrollado sólo en su economía y con una cultura débil a la larga también fracasará en lo económico y en todo lo demás, por falta de innovación, por falta empuje moral.  Y viceversa, desarrollar la cultura requiere de muchos recursos económicos y esfuerzos morales, entonces sólo podrá hacerlo un país con una economía fuerte, y con una población decidida y desarrollada, una población militante de la cultura , es decir que disponga y decida tener tranquilidad y tiempo para pensar, para desarrollar su inteligencia, su humanidad. El gran arte es un logro grupal. no lo hará sólo el artista ni será sólo para el coleccionista, lo ideal es que sea para toda la sociedad, la civilización será un logro de todos. Es por todo esto que hoy en día se puede decir que en las Naciones donde los Estados andan bien el principal mecenas siempre es Estado.

Hoy podemos ver las más grandes colecciones de arte en los lugares que estos mecenas particulares o  Estados mecenas   eligieron para que por generaciones puedan ser admiradas y re elaboradas con nuevas obras y nuevas miradas.

En tiempos de paz y no tanto, reyes y grandes señores pasaron a la inmortalidad de la historia, siempre más por estas nobles apoyos , que por sus aciertos empresariales o políticos circunstanciales.

 Apoyar al Arte es  una empresa a largo plazo y para siempre, como las antiguas catedrales construir la civilización es un esfuerzo de muchas generaciones, un noble intento de la humanidad .


No hay comentarios.: