domingo, octubre 29, 2017

El peso de la palabra

La palabra y la imágen siempre estuvieron unidas, leemos una palabra o una frase e inmediatamente vienen imágenes a la mente, y cuando vemos una imágen lo mismo, pronunciamos una palabra o varias en una frase.


Desde el comienzo  el arte visual siempre fue conceptual, ya lo decía el gran maestro Leonardo "La pintura es cosa mental", porque la producción de discursos con  imágenes siempre fue y será una construcción de conceptos , una abstracción. El lenguaje visual como todo lenguaje es una simplificación de la realidad y nos ayuda a comprenderla.


El Arte Conceptual propiamente dicho, el que nace de la teoría dadaísta,  es posible que sea  un paso más allá en la intelectualización del arte.  Para el artista conceptual puro , la idea ,  escrita en un papelito sin importancia que es el objeto o la imagen  que la transporta , es la que realmente le dará forma a un objeto de arte siempre imaginario, es como si la palabra pasara por una décima de segundo a ser imágen en un objeto artístico y pronto volviera a su estuche prefecto conceptual, a ser otra vez palabra.
Como la imagen siempre es potente y compleja y no puede reducirse tan facilmente , luego con el tiempo el experimental camino del arte conceptual se tornó un transitado camino , demasiado previsible, y se fue convirtiendo algo así como un nuevo género artístico, como pueden ser el bodegón , el desnudo, o el lowbrow.


Los estilos o los movimientos modernos, se vuelven postmodernos rápidamente en nuestro universo manierista contemporáneo. Con su uso recurrente se vuelven géneros artísticos.
Veo hoy como los artistas tomamos todo y lo mezclamos , como en el Almuerzo sobre la hierba  de Édouard Manet, donde habitan juntos varios géneros, el desnudo, el retrato, el paisaje, el bodegón, podemos ver en una obra de los últimos años varias vanguardias juntas y estilos clásicos todos en una ensalada llena de citas artísticas.


El arte conceptual neodadá no le ha podido ganar  a las a la pintura o escultura tradicional , pero en esa lucha, que no es otra que la lucha entre las palabras y las imágenes, las artes tradicionales se han necesariamente  reconvertido , como suele pasar cuando ganar nítidamente no es posible, los contendientes se han mezclado con sus oponentes.  Las imágenes sea fotográficas, pintadas o tridimensionales hoy se entienden de otra  forma, y nosotros junto con las imágenes hemos cambiado también, los artistas trabajamos con mucha menos ingenuidad con las imágenes, somo menos productores de imágenes, menos imagineros y más productores de ideas, de conceptos artísticos , aunque después las pintamos o las esculpimos.


Quizás porque en algún momento parecía que la pintura estaba al borde de la muerte, que los pintores estábamos destinados a convertirnos en cultores de una lengua muerta, eso hizo que rápidamente tuviéramos que dejar nuestro lugar de confort de imagineros,  y así perfilar más las ideas.

Porque hoy  la palabra  es mas importante que nunca.

No hay comentarios.: